En brindis con legisladores, Macri pidió seguir con el “reformismo permanente”

Sin la presencia de la diputada Elisa Carrió, con quien se especuló sobre ciertos roces, el presidente Mauricio Macri recibió en la quinta de Olivos a legisladores entrantes y salientes del oficialismo. Más allá del gesto simbólico, para el Gobierno el principal partido se jugará en el Congreso durante diciembre, con el objetivo de aprobar cuanto antes el paquete de reformas que acordó con los gobernadores.
Durante toda la previa al encuentro, el faltazo anunciado de Carrió alimentó una tensión entre la Coalición Cívica y el PRO.
Incluso, el fin de semana un comunicado de la CC advirtió que podría “tomar distancia” de Cambiemos si se avalan acuerdos entre el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, quien tiene fluidos lazos con la Justicia, y el operador radical, Enrique Nosiglia. Ante este escenario, Carrió faltó y en Casa Rosada aseguran que fue por “problemas de salud”. El diputado saliente de la CC, hoy trabajando dentro de la Jefatura de Gabinete, Fernando Sánchez, dio el presente y puso paños fríos a los rumores de quiebre en el oficialismo.
“Estuvimos todos los representantes de la Coalición, salvo Lilita”, sostuvo el diputado entrante Juan Manuel López, de la CC, para minimizar la tensión que generó el comunicado.
Macri recibió a los legisladores y hasta brindó con ellos. El mensaje que bajó fue que debían profundizar el “reformismo permanente”, justo en momentos en los que el oficialismo procura acelerar el tratamiento de la reforma tributaria, previsional y laboral, como así también la Responsabilidad Fiscal y el Consenso Fiscal. “Este proyecto de reformas es para lograr el desarrollo de la Argentina y lo tenemos que lograr con consenso”, comentó el Presidente, que no goza de mayoría en el parlamento y está obligado a negociar con la oposición.
En distintos grupos, los diputados entrantes estuvieron definiendo qué comisiones iban a integrar. Incluso, también quieren ajustarlas según la integración de género. “Hablamos que deberían haber más hombres en la Comisión de Familia, donde el 90% son mujeres, así como debería haber más cupo femenino en Industria”, acotó la diputada Cornelia Schmidt-Liermann.
Por su parte, el enigma era a quién iba a ubicar la UCR en la vicepresidencia segunda de la Cámara de Diputados, luego de que venciera el mandato de Patricia Giménez, aliada al ex gobernador mendocino Julio Cobos.
Entre sandwiches de chorizo y vino, los legisladores especulaban que sería la jujeña Gabriela Burgos, quien tomó notoriedad durante el proceso judicial contra la líder de Tupac Amaru, Milagro Sala.
Las ausencias que llamaron la atención (además de la de Carrió) fueron las de los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y de Producción, Francisco Cabrera, quienes el año pasado habían participado del brindis de fin de año con los legisladores. Tampoco participó la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, de viaje en China.
Durante el agasajo que duró una hora, el único que habló fue Macri. Junto a él estuvo el secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y Paula Bertol, secretaria de Relaciones Parlamentarias. También participó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el vicejefe, Mario Quintana, quien fue el último en retirarse de Olivos.

(Cronista – Edición impresa)

/ In Prensa / By Prensa / Comentarios desactivados en En brindis con legisladores, Macri pidió seguir con el “reformismo permanente”