De la ficción a la realidad

Una invitación para reflexionar sobre nuestras propias prácticas y prejuicios. Y, de la reflexión pasar a la acción para cambiar esta realidad en la que, lamentablemente, las personas con discapacidad sufren la exclusión. En nuestra vida cotidiana debemos actuar con responsabilidad y reconociendo al otro y, por fin, desterrar aquellas conductas discriminatorias.
A su vez, es importante cumplir y hacer cumplir las leyes. Un ejemplo imperdonable es que el mismo Estado no cumple con la ley de cupos laborales para las personas con discapacidad, una decisión política que aumenta el porcentaje de desocupación por discapacidad.
Nuestro país cuenta con leyes integrales para beneficiar y proteger a las personas con discapacidad. Incluso este año Argentina ratificó la Convención de los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas, por la que se comprometió a asegurar y promover el pleno ejercicio de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales sin discriminación alguna. Entonces, en vez de generar más leyes que sólo existen en términos formales, tenemos que hacer funcionar las ya sancionadas. Y el Estado debe dar el ejemplo.
Desde la Comisión parlamentaria de Discapacidad, venimos trabajando en pos de favorecer la calidad de vida y disminuir las barreras que se han construido desde el prejuicio y la discriminación; en transformar la visión sobre la discapacidad a través de la información y generar verdadera participación ciudadana de las personas con discapacidad como aporte a la equidad y a la igualdad de oportunidades.
La inclusión, la equidad y el cumplimiento de los derechos es una cuestión pública, que nos involucra a todos. Desde lo particular a lo general todos tenemos que aportar para trascender este día, superar la ficción para transformar la realidad.

Para más información sobre la discapacidad en la Ciudad click aquí.