En camino hacia la plena autonomía

El proyecto de ley ratifica el convenio 14/04 firmado en el 2004 por el entonces presidente de la Nación Néstor Kirchner y el jefe de Gobierno de Buenos Aires, Aníbal Ibarra.
La norma pasará ahora a la Cámara de Diputados donde deberá ser sancionada para dar inicio a la transferencia de competencias penales.
A pesar del avance, el traspaso es parcial porque trasfiere sólo 16 delitos de la justicia penal nacional a la Ciudad.
Esta iniciativa, junto con la modificación del artículo 7º de la Ley Cafiero, que da luz verde para que la Ciudad cuente con su propia policía, son reformas fundamentales porque le permitirán al jefe de Gobierno porteño contar con más herramientas para brindar la seguridad que los porteños necesitan y merecen, en definitiva, las herramientas para hablar menos y hacer más.
Somos optimistas porque tenemos la esperanza de que esto es el comienzo y que muy pronto se terminarán las restricciones a la autonomía porteña. Resta concretar el traspaso de la policía con los recursos correspondientes, tal como dicta la Constitución Nacional, el traspaso del puerto, de los territorios del Onabe y del transporte.