Mucho más que la expropiación de Aerolíneas

Desde la oposición propusimos alternativas válidas: la creación de una empresa nueva o la continuidad pero con concursos que permitan controlar y evitar mecanismos fraudulentos. Porque como dijo Esteban Bullrich “No es razonable que el Estado deba asumir los resultados de una mala gestión e invertir sus recursos en salvar los pasivos de privados. Los impuestos de los ciudadanos no pueden financiar este tipo de operaciones”.
Pero no sólo no se consideraron otras opciones, sino que ni siquiera se debatió lo central del tema que, como bien dijo Federico Pinedo, es decidir cómo preservar un sistema aéreo que preste servicios a todos los argentinos a precios razonables.
La Cámara de Diputados aprobó hoy mucho más que la expropiación de Aerolíneas Argentinas: aprobó que el pueblo argentino, una vez más, tenga que hacerse cargo de la deuda de un privado. Además, aplaudió la inacción de la Secretaría de Transporte y confió ciegamente en que un Estado que no pudo controlar el funcionamiento de la aerolínea, ahora la haga funcionar exitosamente. La historia nos hace pero nosotros también somos responsables de construirla.