Rendir cuentas ante el Congreso

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, presentó esta semana su sexto informe ante el Congreso, respondiendo ya un total de 4225 preguntas desde que asumió. Esta vez, tarifas, importaciones, empleo, situación social, creación de cuerpo de abogados para víctimas de violencia de género, Malvinas y Presupuesto, aparecieron como las principales dudas de los senadores.

Y para todos, hubo respuestas. La pretensión de atenuar la marcada tendencia presidencialista de nuestro sistema político, concluyó en 1994 en la creación de la figura del Jefe de Gabinete. Y entre sus responsabilidades, aparece el artículo 101 en que se enuncia que “debe concurrir al Congreso, al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del gobierno”. El proceso es simple: la presentación de los informes se inicia con una nota a la autoridad máxima de la Cámara a la que asistirá, en la cual se fija la fecha de visita. Los legisladores realizan las preguntas, que se derivan a todos los ministerios y se unifican en un informe.

Desde la vigencia del art. 101 de la Constitución, los diferentes jefes de gabinete deberían haber presentado 202 informes en total pero sólo se realizaron 96, lo que representa un 47% del total. Desde que fue designado como Jefe de Gabinete, Peña brindó seis informes y recibió 4225 preguntas. Así, respondió el 99% de las inquietudes. La cantidad de información que proporcionamos ha dado paso a una rendición de cuentas acabada y precisa de las acciones del Poder Ejecutivo.

El cumplimiento de esta obligación es una instancia en favor del diálogo interpartidario que también se robustece con la presencia de los ministros en las comisiones, ya sea para explicar una política pública, responder cuestionamientos o defender una iniciativa legislativa del Presidente. En lo que va de 2016, doce ministros visitaron el Congreso y algunos de ellos lo hicieron en reiteradas oportunidades. Desde el 10 de diciembre hasta la fecha, concurrieron más de 150 funcionarios del Ejecutivo. Respetar la Constitución es la piedra fundamental para fortalecer la democracia. Las respuestas al Congreso son, por añadidura, una rendición de cuentas a la ciudadanía. Una forma más de dar la cara frente a los argentinos.

Ver más en Clarín.com.