“Los beneficios aún no han alcanzado a todos”

Ayer comenzó el primero de los grandes eventos internacionales que tendrán a Argentina como protagonista, anfitrión y eje central: la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que sigue hoy y se extenderá hasta el miércoles.La apertura, realizada ayer en el renovado Centro de Convenciones de la Ciudad, estuvo a cargo de Mauricio Macri, quien convocó a los países que integran la OMC a “trabajar juntos para expandir los beneficios del comercio” y poner en “el centro del debate el desarrollo humano, el cuidado del planeta, la igualdad de género y la equidad social”.
“Los invito a avanzar en los consensos necesarios para que las reglas del comercio mundial estén en sintonía con las realidades sociales del siglo XXI”, subrayó.
Antes de las palabras de Macri, expusieron los presidentes de Paraguay, Horacio Cartes; Brasil, Michel Temer y Uruguay, Tabaré Vázquez mientras que la presidente de Chile, Michelle Bachelet, envió un mensaje grabado.
Durante la apertura, los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Guyana, México, Paraguay, Perú, Suriname y Uruguay suscribieron una declaración conjunta, leída por el canciller Jorge Faurie, en que reafirmaron que el multilateralismo es la mejor respuesta para aprovechar las oportunidades y afrontar los desafíos del comercio internacional.
Asistieron el gobernador de Chaco, Domingo Peppo; los ministros de Producción, Francisco Cabrera y Seguridad, Patricia Bullrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo y Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol, entre otros funcionarios.
Macri puso de relieve que la presencia de los presidentes Vázquez, Cartes y Temer -con quienes mantuvo luego una reunión por separado- “es un claro gesto de apoyo al multilateralismo y al objetivo de construir un comercio justo basado en reglas claras”.
Señaló la importancia de “dar pasos concretos” en los objetivos de la OMC y que la XI Conferencia genere “un aporte significativo para el futuro del comercio internacional y sobre todo el bienestar de nuestros pueblos”.
Remarcó que en ese contexto Argentina “quiere contribuir a dinamizar el crecimiento, hacer su aporte y construir consenso para un desarrollo equitativo y sostenible”.
“Creemos que sólo se puede lograr trabajando juntos a través de una mayor interconexión de nuestras economías, que promueva la creación de empleo, la educación de calidad, la innovación y la inserción de las pymes en la cadena de valor”, puntualizó.
Señaló que el evento “coincide con una nueva etapa de Argentina, que despierta mucho entusiasmo” en busca de consolidar al país como una nación “confiable, productiva, sostenible e inserta en el mundo”.
Resaltó que el hecho de ser sede de la conferencia y haber asumido días atrás la presidencia del G20 “afirma nuestra vocación por ser parte de una conversación global que mejore la calidad de vida de millones de argentinos”.
“Como país anfitrión, buscamos sentar las bases para el debate sobre cómo tornar más eficiente el sistema multilateral de comercio para que se convierta en motor de desarrollo”, sostuvo el Presidente.
En otro tramo de su exposición, afirmó que la OMC fue “pieza fundamental del sistema de gobernanza global” desde su creación hace más de dos décadas y durante ese lapso “el comercio ha sido una fuente central de crecimiento y desarrollo”.
“Sin embargo, sabemos, que los beneficios aún no han alcanzado a todos y esto ha producido cuestionamientos hacia la globalización económica”, agregó. “Vivimos una época de profundas transformaciones globales y es responsa- bilidad de todos afrontar los desafíos del Siglo XXI y convertirlos en oportunidades para un futuro más inclusivo”, apuntó.
Dijo que el camino para lograr esas metas pasa por tener “un mundo abierto, en donde todos comercian con todos, con reglas claras y justas”.
Y al mismo tiempo trabajar en forma mancomunada “para que los beneficios del comercio global y regional lleguen a cada vez más gente, generando empleos de calidad y bienestar social”.
“Creemos que no es sostenible avanzar en un esquema donde el otro es siempre el proteccionista o el otro es siempre el que no cumple las reglas”, advirtió.
Macri enfatizó que “los problemas de la OMC se resuelven con más OMC, y no con menos OMC” y aseguró que “es momento de ser pragmáticos y avanzar sobre la base de un esquema que si bien no es ideal nos permite dar pasos pequeños pero firmes”.
Dijo que “seguimos creyendo en el camino del consenso, que es fundamental para llegar a decisiones legítimas que todos sintamos como propias”.
“Construido con responsabilidad, con el compromiso de evitar el bloqueo y con el único fin de maximizar la defensa de nuestros intereses nacionales”, agregó.
Subrayó que “hoy más que nunca es necesario ser conscientes de que se espera de cada uno de nosotros que cedamos y cuanto más podamos ceder en beneficio colectivo, más estaremos en la dirección correcta”.
“Las instituciones internacio- nales funcionan cuando la responsabilidades nacionales de cada gobierno con su gente están en equilibrio con sus responsabilidades internacionales hacia los otros Estados”, afirmó.
Los debates de la XI Conferencia, que preside la excanciller Susana Malcorra, se prolongarán hasta el miércoles próximo.
Más voces En tanto, Vázquez remarcó “el compromiso de Argentina con un sistema multilateral lateral de comercio basado en reglas serias, responsables y hechas para cumplirse”.
“No es casual que esta reunión se realice acá en Buenos Aires. La dignidad y el bienestar de la gente son nuestra razón fundamental por la que estamos acá”, dijo en su alocución.
A su vez, Cartes agradeció a Macri la invitación y señaló que la Conferencia “reviste gran importancia porque nos permitirá confirmar nuestro compromiso hacia el fortalecimiento del sistema multilateral del comercio, regido por un sistema de normas legales, transparentes, previsibles y no discriminatorias”.
En la misma línea, Temer destacó “el diálogo y fortalecimiento del multilateralismo de comercio” al que definió como “un sistema que asegura una eficacia jurídica para disputas comerciales”.
“Hoy, más que nunca, hay que preservarlo. Cuenten con Brasil”, remarcó.
Por su parte, Bachellet puso de relieve el valor que su país le otorga a la apertura económica, la existencia de bases comunes y acuerdos para “regular la liberalización de los intercambios e impulsar el crecimiento de nuestras economías y la creación de empleos de calidad”. En ese contexto, la mandataria trasandina, llamó a “fortalecer a la OMC como un bien público global” y “esto exige actuar con una visión renovada, con prudencia pero sin demora”.

(El Economista – Edición impresa)

/ In Prensa / By Prensa / Comentarios desactivados en “Los beneficios aún no han alcanzado a todos”