Senado: Peña descartó heridos por reformas

“Creemos que no hay ningún sector económico que se vea perjudicado”, destacó el jefe de Gabinete, que blindó las propuestas tributarias anunciadas por el Gobierno. Guiño del PJ “friendly”.

Tras el festín de anuncios realizados entre lunes y martes por Mauricio Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, asistió ayer al Senado con el único fin de blindar las propuestas que se negociarán en los próximos meses con gobernadores, sindicatos y partidos opositores.

En el recinto, el funcionario recibió críticas por el futuro de economías regionales e incluso el formoseño José Mayans, delegado del inoxidable Gildo Insfrán -de los peores mandatarios provinciales que tuvo la Argentina en las últimas décadas- aportó una visión “funeraria” de la economía nacional.

Sin embargo, otros peronistas fueron más racionales y avalaron la intención del Ejecutivo, aunque dejaron en claro que la llave maestra de negociación es el Fondo del Conurbano .

“Creemos que no hay ningún sector económico argentino que se vea perjudicado con esta propuesta de reforma impositiva”, aseguró Peña, quien además dijo que los anuncios de Dujovne “son medidas que contribuyen a la creación de empleo de calidad, que fomentan la inversión y el desarrollo en todos los rincones del país”. Y aclaró: “Estamos abiertos a sentarnos a dialogar y encontrar las soluciones que sean las mejores para todos”.

A la hora de los cuestionamientos, el fueguino José Ojeda aclamó que “los sueños hoy son pesadillas”, tras la idea de quitar los impuestos internos a la producción de tecnología -en ese distrito hay, en realidad, un ensamblaje de piezas-, que pasarían del 17% a cero. “Se dejarían de fabricar celulares, TV, aire acondicionado, con una pérdida de 9.600 puestos de trabajo directo, 16.000 entre directos e indirectos y entre 50 y 60 mil personas afectadas por medidas. La provincia no sería viable”, disparó el legislador.

En tanto, la cristinista Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) acusó al Gobierno de haber mentido tres meses atrás, cuando supuestamente se comprometió a no subir impuestos en la producción de vinos y espumantes. Se sumó a ese reclamo otro ultra K, el sanjuanino Ruperto Godoy, esta vez menos efusivo a la hora de hablar en el recinto.

Otros legisladores recordaron al jefe de Gabinete los conflictos latenes entre Nación y provincias, como por ejemplo, la santafesina María de los Ángeles Sacnun, quien pidió un acuerdo por la multimillonaria deuda que se mantiene en virtud de la detracción que se le realizaba al distrito para fondear a la ANSES.

Sin embargo, Mayans -segundo del bloque del FpV; debe definir si hará cristinismo por orden de Insfrán o si quedará dentro del peronismo desde diciembre- fue quien provocó risas en oficialismo y oposición. Tras repartir dardos por los intereses de las Lebac y el endeudamiento de Nación y provincias, el formoseño manifestó: “Hay una funebrería -quiso decir casa funeraria- en Paraguay que se llama ‘Quintana’ que dice ‘tarde o temprano, Quintana será tu sastre’. Hay que tener cuidado con las medidas que uno toma; si no, vamos camino a lo de Quintana”.

Anoche, desde el entorno de Peña -estuvo acompañado en el recinto, como es habitual, por la secretaria de relaciones parlamentarias de Casa Rosada, Paula Bertol– adelantaron a Ámbito Financiero que el jefe de Gabinete podría dar un último informe 2017 a fin de mes, en Diputados.

(Ámbito Financiero – Edición impresa)

/ In Prensa / By Prensa / Comentarios desactivados en Senado: Peña descartó heridos por reformas