Una ley que protege a nuestros bebés

Hoy se cumplen 10 años de la sanción de la Ley de Pesquisa Neonatal, una iniciativa que estuve orgullosa de impulsar como diputada porque permite salvar muchas vidas.

La pesquisa neonatal consiste en la extracción de unas gotitas de sangre del talón de los bebés con el objetivo de detectar enfermedades congénitas -como hipotiroidismo, fibrosis quística, chagas o sífilis- y empezar los tratamientos médicos de manera inmediata. Esta ley permite evitar que alrededor de 300 chicos por año sufran discapacidades e incluso la muerte y fue, sin dudas, una de las más lindas que me tocó votar en el Congreso.

 

 

Más información en Ministerio de Salud.